miércoles, 14 de septiembre de 2011

Una tortuga que estudia FP

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ Escribe un médico en el informe hospitalario correspondiente a un enfermo suyo: «El paciente vive con su madre, su padre y una tortuga como mascota, que acude a clases de formación profesional tres veces por semana». Tal como está redactado, quien asiste a formarse profesionalmente cada dos días es la tortuga, y un brazo daría yo por ver al quelonio cargando sobre su caparazón con mochila estudiantil y aperos de su oficio, camino del Instituto. Me fío de la cordura de los médicos, cómo no. Comprendo las prisas que les genera atender nuestras dolencias urgentes, cómo no. Pero ya circulan por la red meteduras de pata gramaticales de los doctores que mueven a benévola risa por la situación chusca que describen cuando otra bien distinta querrían significar.


Extracto de artículo copiado del periódico lne.es

3 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Oye mi arma. tu te á fijao que en er escrito que há hecho, la parma too dió', Ozú cuiadao que eres desborío niño. Ez que tu no sabez, que los doctore, zón y mú verdá que éz, "matazanos?. Mira que lo dize claro. eh? Mañana o pazao, te voy a mandá llo, una coza que voll a ezcribí para tí. Mi niño. Pué con Dio111
Monzerrá

Anna Jorba Ricart dijo...

Montserrat...¿que te ha pasado en la lengua?...jajajaja
Si supierais la cantidad de anecdotas que guardo de respuestas de pacientes, reales y vividas, cualquier dia haré mención.
Muy bueno el sentido del humor.
Adios mis niños

soylauraO dijo...

Genial, excelente ejercitación del uso de la coma, cuya omisión cambiará la historia, abriendo abanicos de interpretaciones a según caiga

http://enfugayremolino.blogspot.com/
acompañare como N4